La Gerencia Municipal de Urbanismo de Córdoba ha otorgado hoy licencia de ocupación al emblemático proyecto de la Avenida Gran Capitán 23. Se trata de un edificio de oficinas singular con un bajo comercial de gran altura, siete plantas de oficinas y seis plantas subterráneas con 450 plazas de aparcamientos, 150 de ellas reservadas para bicicletas.

Del edificio, obra de las arquitectas Soledad García Domenech y Beatriz Enríquez, destaca la transparencia y ligereza de sus dos últimas plantas, que contrastan con la opacidad y el peso de la fachada original de estilo clásico que envuelve el resto de plantas de oficinas. Este «cubo de cristal» sirve para adecuar la altura del edificio con la de su entorno, dando a la vez un toque de modernidad al edificio original.

Gran Capitán 23 empezará a recibir sus primeros inquilinos próximamente, una vez rematados los últimos detalles.